SÓLO SE PIENSA EN LA REVANCHA

Deportes 29/06/2016 Por
Renzo Testa tuvo un despiste en piso mojado y con falta de visibilidad, y la quinta fecha de la Fórmula Renault Plus dejó un sabor amargo en Alta Gracia. Ahora el volante de Las Rosas está preparándose junto a su equipo para revertir la falta de resultados, ya que el potencial quedó demostrado.
Renzo Testa

El quinto capítulo de la temporada no fue favorable a todo el esmero que se puso en la Scudería Testa durante la previa y también en el autódromo Oscar Cabalén. El sábado en entrenamientos nunca se pudo exprimir al máximo el potencial en el vehículo para reflejarlo en los clasificadores, y en las pruebas para ordenar la grilla de la carrera, fueron aún más complicadas, una por un despiste de un rival que perjudicó su andar, y el domingo a la mañana porque la lluvia se hizo presente para no irse más.

La competencia inició pasadas las 14 con poca visión producto del agua desprendida por los autos que integraban el pelotón, y eso jugó una mala pasada porque en piso mojado un mínimo despiste puede ser terminal. En este caso fue así, en el primer giro se fue en el primer frenaje y golpeó las defensas. De todas formas, ya en esta semana se está trabajando en reparar cada detalle y revisar el chasis Crespi pensando en San Jorge, escenario de la carrera venidera.

“Arrancamos el sábado metidos en la lucha, ubicándonos 13º sin ninguna vuelta en succión y solamente girando 3 vueltas rápidas. Me veía muy bien y rápido en pista seca.Lamentablemente para la segunda tanda estuvo presente la lluvia y ya quedé 20º.No me sentía muy cómodo con el auto y conmigo mismo”, comentó Testa sobre los entrenamientos.

Respecto de la clasificación, explicó: “A la hora de clasificar apostamos a las gomas lisas ya que la pista estaba húmeda tirando a seca, y venía en vuelta muy rápida cuando el de adelante hizo un trompo y por ende al esquivarlo lo hice yo también. Quedé 19º ya que con la bandera roja sólo pude hacer esa vuelta”.

Continuando el relato, explicó simplemente lo poco que pudo durar en pista durante la carrera: “La final fue muy corta ya que en la primera vuelta por falta de visibilidad sigo de largo al final de recta teniendo un fuerte golpe contra las gomas, afortunadamente sólo se rompióunportamaza trasero pero ya en el taller se empezó a revisar todo”.

Rememorando todo lo acontecido este año, finalmente Renzo manifestó: “Estoy un poco amargado porque los resultados no se están dando, pero también estoy con mucha sed de revancha para lo que es San Jorge, me veo local y con muchas posibilidades. Agradezco a la ScuderíaTesta por el esfuerzo enorme, a Fernando Bulla, a Kinima, Aimar Motorsport, familia, amigos y a toda la gente que me hizo el aguante por la televisión”.

La próxima cita será en el Parque de la Velocidad de San Jorge, el fin de semana del 17 de julio.

Renacer Regional

35 años de buena radio

Te puede interesar