DÍA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA EL CÁNCER INFANTIL

Esta fecha tiene por objetivo sensibilizar y concientizar sobre la importancia de los desafíos a los que se enfrentan los niños y sus familias ante una enfermedad que, con un diagnóstico precoz, puede tratarse y tener cura.
f999x666-331465_426530_21

Escucha el audio

Nota Micaela Brioschi

Integrante del grupo "Dona Vida"

ESCUCHA LA NOTA


El doctor Julio Rolón, director del Instituto Nacional del Cáncer (INCAN), comentó que, en promedio, cada año se diagnostican 50 nuevos casos de cáncer infantil en dicho nosocomio. En los últimos 10 a 15 años, casi 700 niños con cáncer recibieron tratamiento allí.

Desde el año en que entró en vigencia el Día Internacional del Cáncer Infantil (2001), cada 15 de febrero se busca concienciar sobre este tema y tener en cuenta que exige del gobierno, de las organizaciones y de toda la sociedad en general una mayor conciencia porque el pronóstico en la actualidad es muy bueno, aseguró Rolón.

Sobre este último punto, expresó que si se diagnostica el cáncer infantil de manera precoz, el paciente tiene muchas chances de curarse, por lo cual instó a que se realicen consultas de manera temprana.

Tanto en el INCAN como en otros hospitales y centros de salud se realizarán diversas actividades de concienciación este jueves, lo cual contribuirá a “reforzar lo que se hace todo el año que es prevenir, promocionar y diagnosticar precozmente”, señaló Rolón.

El director del INCAN explicó que para confirmar si un niño padece de cáncer, primeramente se deben conocer algunos de los síntomas frecuentes en esta patología, como por ejemplo la aparición de fiebre sin que exista un foco o enfermedad, el abultamiento de la barriga, dolores óseos muy intensos, la aparición de ganglios en el cuello o axila, el sangrado de encías, la palidez de la piel o que el menor se vuelva “hipoactivo”, entre otros.

“Todos estos síntomas son signos de alarma que deben motivar la consulta con el pediatra quien finalmente va a decir si corresponde o no a un cáncer, si es que existe una sospecha, a partir de ahí sigue el pronóstico y el tratamiento”, manifestó el especialista.

Los tipos de cáncer más frecuentes en niños son la leucemia aguda, el linfoma No Hodking y el tumor del sistema nervioso central, así como el sarcoma de partes blandas, el Retinoblastoma (un tipo de cáncer de ojo), el Tumor de Wilms (variedad de cáncer renal), entre otros.

El doctor Rolón pidió a los padres que tengan un especial cuidado y controlen a sus hijos para detectar cualquier anomalía que pudiera representar un peligro más adelante, de manera a que puedan acudir rápidamente al médico y evitar que el cuadro se agrave.

Un niño con cáncer puede tener un tratamiento que va desde 6 meses hasta 2 años, todo dependiendo de su respuesta individual, antes de lograr su recuperación plena. Sobre este punto, Rolón mencionó el caso de niños con leucemia y dijo que “tienen un buen pronóstico, pese a que el tratamiento es un poco pesado y exige mucha atención”.

En un momento dado, hizo énfasis en la importancia de que el entorno del niño lo acompañe de cerca para que él se sienta acompañado y evite deprimirse. “Ese es el momento en el que los familiares necesitan brindarle todo el amor del mundo, los amigos y el cuerpo médico tenemos que ponernos a disposición de ese niño que pierde a sus amigos porque no puede compartir con ellos o que no puede ir a la escuela, es un contexto muy duro en el que el adulto juega un rol fundamental para la contención”, afirmó.

Finalmente, sostuvo que el Registro Nacional del Cáncer es una deuda pendiente del gobierno y las autoridades sanitarias, aunque mencionó que el Ministerio de Salud Pública ya está intentando tener un banco de datos, lo cual permitirá mejorar y optimizar los recursos para brindar una mejor respuesta a los niños.

Fuente: Diario HOY / Edición: Renacer Regional

Renacer Regional

35 años de buena radio

Te puede interesar