ARGENTINA GANO "COMO SEA" ANTE CHILE

Fútbol 23/03/2017
La Selección sacó tres puntos de oro para treparse a la tercera posición en las Eliminatorias y entrar en zona de clasificación. Messi convirtió el 1-0 desde los 12 pasos, tras un penal que no fue. Renacer Regional estuvo presente una vez mas con los relatos de Pablo Amadei y los comentarios de Sebastian Zapico.

Escucha el audio

Gol de Messi 1-0

Relato Pablo Amadei - Renacer Regional

El resultado y el sacrificio no escondieron la pobre imagen de juego del equipo de Bauza. A levantar con Bolivia.

Hay partidos en los que la importancia del resultado, por la coyuntura, por lo que representa, ayudan a disimular muchas debilidades. Argentina ganó su propia final contra un equipo bien armado como Chile, se acomodó en las eliminatorias sacándose una mochila pesadísima en una noche en la que la actitud pudo más que el juego. Hay que festejar la victoria porque todo lo que significa para el futuro de la Selección. Y sí ponerse a pensar cómo hacer para buscar un funcionamiento más serio.

Chile, sin Vidal ni Marcelo Díaz, mostró que igual es un gran equipo. Controló la pelota, generó situaciones con el buen nivel de Alexis Sánchez ante una Argentina que enfrente le puso actitud, transpiración, esfuerzo y Messi. En el primer tiempo de Leo terminó marcando la diferencia.

Ser Messidependiente es muy bueno. Gran noticia si los pies del mejor del mundo fueron los que tuvieron la pelota. Si hay que hacer equilibrio sobre la raya para llevar la pelota, nadie mejor que él. Si hay que apostar al uno contra uno para generar espacio, el 10 fue el indicado. Incluso, si hay que recuperar alguna, Leo se puso la pilcha de Mascherano y lo hizo.

Ser Messidependiente es muy malo. Si nadie pudo llevar la pelota con inteligencia (no sólo a lo Di María, a velocidad descontrolada), si los socios tuvieron tantas intermitencias en aparecer, si la defensa sufrió cada pelota aérea, si retrocedieron dejando tantos huecos, Argentina sólo sacó diferencia en el nombre propio de su capitán.

La tensión se sintió en el ambiente, en cada jugada. La mochila de la clasificación les pesó demasiado. Niveles individuales pero con la clara decisión de pelearlo si no podía jugarlo. Terminó sufriendo, aguantando pero sabiendo que el ancho de espadas sigue estando en su mano y que los tres puntos deberán sacarle lastre. A puro huevón se acomodó para ir a Rusia.

Fuente: Diario Olé 

Renacer Regional

35 años de buena radio

Te puede interesar